Matilda y el unicornio

Escribir la historia con ilustraciones

Érase una vez una niña que se llamaba Matilda. Un día, fue al zoo y allí vio muchos animales. El animal que mas le gusto fue el unicornio, porque en el destacaba su gran cuerno y su cola multicolor. 

Cuando llego a su casa se encontró al unicornio del zoo dormido en su cama. Muy sorprendida lo despertó, y entonces, este empezó a relinchar de alegría. Por eso, él la saco por la ventana volando a dar una vuelta.

La llevo a un lugar mágico, en el que había muchos libros, y Matilda decidió quedarse ahí para siempre. Matilda  fue creciendo allí, con su unicornio al que llamaba Corni. 

Era un lugar muy bonito y con una gran variedad de criaturas mágicas. Todo allí era fantástico y era querida por todos los animales. Vivió en ese lugar durante mucho tiempo, y de vez en cuando visitaba a su familia y a la señorita Honey para ver cómo estaban.

La historia en vídeo

El modelo